COLERA


AGENTE
Vibrio cholerae, una bacteria en forma de vara.

DESCRIPCION
Produce una enterotoxina que causa una severa diarrea que puede rápidamente llevar a una severa deshidratación y la muerte si no se proporciona tratamiento de inmediato. La mayoría de las personas infectadas con el V. Cholerae no se enferman, aunque la bacteria está presente en las heces por 7-14 días. Cuando sí ocurre la enfermedad ocurre, más del 90% de los casos son de severidad moderada o leve y son difíciles de detectar clínicamente de otros tipos de diarrea aguda. Menos del 10% de las personas enfermas desarrollan la típica cólera con síntomas de deshidratación moderada o severa.

TRANSMISION
La cólera es esparcida por los alimentos o el agua contaminados. Cuando surge una epidemia repentina usualmente es causada por un suministro de agua contaminada. Raramente el cólera es transmitido por contacto directo de persona -a- persona. En las área altamente endémicas es una enfermedad principalmente de los niños, aunque durante la lactancia los niños son raramente afectados. Los crustáceos marinos y el plancton son las reservas principales del V. cholerae. El tipo E1 Tor también puede sobrevivir en el agua fresca por periodos largos. Las personas con infecciones asintomáticas juegan un papel importante en portar el V. cholerae de lugar a lugar, causando que las epidemias se extiendan.

SINTOMAS
La mayoría de las personas infectadas con el V. cholerae no se enferman. Los síntomas generalmente comienzan con abundante diarrea líquida, usualmente acompañada de vómitos, llevando a la deshidratación. Esto conlleva a una intensa sed, dificultad al tragar, dolores musculares, debilidad, y la sensación de que uno simplemente está seco.

INCIDENCIA Y DISTRIBUCION
Mundialmente es endémica en por lo menos 80 países con epidemias ocurriendo en varias regiones, incluyendo África, Sudamérica y el sur y sudeste de Asia. Solamente en África se estima que unas 79 millones de personas estén en riesgo de infección del cólera.

Causa 120,000 muertes al año. El vibrio responsable por la séptima pandemia, ahora en progreso, es conocida como V. cholerae o1, biotipo E1 Tor. La pandemia comenzó en 1961 cuando apareció el vibrio por primera vez como causa de epidemia de cólera en Celebes (Sulawesi), Indonesia. La enfermedad se propagó rápidamente a otros países de Asia del este y llegó a Bangladesh en 1963, a India en 1964, y a la URSS, Irán e Irak en 1965-1966.

En 1970 el cólera invadió el oeste de África, la cual no había experimentado la enfermedad por más de 100 años. La enfermedad se dispersó rápidamente a varios países y eventualmente se convirtió en endémica en casi todo el continente. En 1991 el cólera golpeó a Latinoamérica, en donde también había estado ausente por más de un siglo. Durante el año se propagó a 11 países, y subsecuentemente a través del continente.

TRATAMIENTO
La mayoría de los casos de diarrea causados por el V. cholerae pueden ser tratados adecuadamente dando una solución oral de sales de rehidratación. Durante una epidemia, el 80-90% de los pacientes con diarrea pueden ser tratados solamente con rehidratación oral, pero a los pacientes que están severamente deshidratados se les tiene que dar fluidos intravenosos.

Cuando el cólera aparece en una comunidad no preparada, la tasa de casos de fatalidad pueden ser tan altos como el 50% -- casi siempre porque no hay instalaciones para el tratamiento, o porque el tratamiento se ha dado demasiado tarde. En contraste, una respuesta organizada en un país con un buen programa establecido de control para las enfermedades diarreicas puede limitar la tasa de casos de fatalidad a menos de 1%.

PREVENCION
Cuando el cólera aparece en una comunidad es esencial asegurar tres cosas: el desecho higiénico de las heces humanas, un suministro adecuado de agua potable, y buena higiene en alimentos. Las medidas para la higiene efectiva de los alimentos incluyen cocinar bien la comida y comerla mientras está caliente; prevenir la contaminación de los alimentos cocidos por el contacto con comida cruda, superficies contaminadas o moscas; y evitar las frutas o vegetales crudos, a menos que sean pelados antes.

VACUNACION
La única vacuna contra el cólera que está ampliamente disponible es la pasenterany desactivada administrada mediante vacuna, la cual sólo confiere protección parcial (50% o menos) y por un periodo de tiempo limitado (3-6 meses máximo). El uso de esta vacuna para prevenir o controlar el brote de cólera no es recomendada porque puede dar un sentido falso de seguridad a sujetos vacunados y a las autoridades de salud, quienes pueden negar medidas más efectivas.

Regresar a la Lista de Enfermedades

Derechos Reservados Copyright © 2002 Publicaciones de las Naciones Unidas
Nos puedes mandar un e-mail a cyberschoolbus@un.org