FIEBRE AMARILLA


AGENTE
Virus transportado por un mosquito de la familia Flaviviridae.

VECTOR
Mosquitos, en especial Aedes Aegypti.

DESCRIPCION
La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa aguda que representa una gran amenaza pública a la salud en zonas endémicas de África, donde el virus continua reapareciendo aún después de largos periodos de reposo.

TRANSMISION
El agente causante de la fiebre amarilla es un virus de la familia Flaviviridae transportado por un mosquito. Se mantiene en un ciclo de transmisión por medio de mosquitos moradores de bosques y de primates no humanos, a menudo se conoce como el ciclo "jungla". Ocasionalmente, el humano adquiere fiebre amarilla en la jungla y después se muda a la aldea o zona urbana en donde pueden ser picados por mosquitos domésticos, en especial al Aedes Aegypti, el cual también es un transportador del virus. Esto puede disparar la fiebre amarilla "urbana", con efectos potencialmente devastadores. Varias ciudades principales de África se encuentran infestadas con Aedes Aegypti, y miles de muertes pueden producirse con la aparición de la fiebre amarilla antes de que la campaña de vacunación pueda tener efecto.

SINTOMAS
La fiebre amarilla se caracteriza por ataques repentinos de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de espalda, con dolor muscular generalizado, postración, nauseas y vómito. Se presenta de inmediato la leucopenia junto con posibles síntomas de hemorragia. De principio la ictericia es moderada pero se intensifica más tarde. A medida que la enfermedad avanza el pulso se vuelve más lento y débil, con albuminasis y en ocasiones anuria.

INCIDENCIA Y DISTRIBUCION
La incidencia de fiebre amarilla es muy alta identificándose en regiones endémicas/enzoonoticas de África del Este, especialmente en Liberia, Ghana, Nigeria y países vecinos. Anualmente se reportan desde cientos hasta miles de casos. Las poblaciones rurales son las de mayor riesgo, donde la mayoría de los casos se dan en adultos, en hombres jóvenes que trabajan en los bosques. Los casos en hombres sobrepasan en número a las mujeres en aproximadamente 2:1.

PREVENCION
La vacunación se lleva a cabo tanto rutinariamente mediante la vacunación EPI, como en campañas masivas en el caso que se presenten brotes de fiebre amarilla; el control del vector significa la reducción de la población A. aegypti, por medio de campañas de limpieza organizadas por comunidades locales para eliminar las áreas de reproducción; el aislamiento de pacientes con fiebre amarilla en cuartos a prueba de mosquitos para prevenir la transmisión a futuro del virus en poblaciones de mosquitos.

VACUNACION
Disponible.

Regresar a la Lista de Enfermedades

Derechos Reservados, Copyright © 2002 Publicaciones de las Naciones Unidas
Nos puedes mandar un e-mail a cyberschoolbus@un.org